Nuestra ubicación.

Nuestra librería está en la Calle Reina Sofía Nº 10. En frente del IES Juan Carlos I. Cerca de la Biblioteca Regional.

jueves, 29 de septiembre de 2016

Harry Potter y el legado maldito. Análisis breve.

¡Hola queridos lectores! ay, ay, ay. Debo confesaros que estoy emocionadísimo por traeros esta entrada. Uf, a ver, Borjita, cálmate. Bien, sigamos. He de confesar que no soy un acérrimo seguidor de la saga Harry Potter, he empezado hace poco con ella, ha sido una de esas lecturas que llevaba desde hace mucho en la lista de pendientes y que ahora por fin, estoy teniendo el tiempo de darle la prioridad que se merece.

Bien, hoy, por fin, como decía, os traigo el análisis breve de éste libro, me hubiera gustado reseñarlo entero, pero como con la emoción no podía esperar más para hablar de él en el blog, y como los análisis breves ya han dado buenos resultados anteriormente (parece que os gustan) pues me he decidido a subirlo así, que por cierto lo acabo de sacar de la caja hace unos minutos.

Como habréis oído éste libro es una obra de teatro en la que nos cuentan como cuando Harry es un hombre adulto y casado y con hijos, de los cuales, el mediano, Albus Severus Potter, va a ir a Howard, para comenzar su primer año en la academia de magia.

En breve, comenzaremos a hablar de éste libro, primero hablaré un poco de él, analizando lo que he leído, los tres primeros actos. Esta parte la pondré de color azul, para que los que no queréis que os haga ningún spoiler, por pequeño que sea, no sufráis, aunque no entraré mucho en detalles sobre la historia, me centraré más en hablar de la realización narrativa que del hilo argumental, que en el contenido de la historia, a fin de no destriparos nada, por mínimo que sea.

El resto, es decir daros mi opinión, contaros que me ha parecido que me espero y demás lo pondré después de esa parte del análisis, en letra negra de nuevo. Bueno, vamos allá.


Bien, la historia, al ser una obra de teatro y como es lógico empieza en el Acto I, Escena I. La familia Potter al completo se dirige al andén, Ginny va con James y Albus, el mayor y el mediano de los hijos, James va chinchando a su hermano pequeño, ya que al ser mayor ya conoce como es Hogwarts y no sufre el miedo del novato como Albus, le cuenta mentirijillas para asustarle y le intenta sembrar el miedo a que pueda ser escogido por el sombrero para la casa de Slytherin, y poco después la familia al completo atraviesa la pared entre el andén nueve y diez, para llegar al andén nueve y tres cuartos  y coger el tren. Me gustó ésta parte porque vemos a unos personajes que estábamos acostumbrados a ver como jóvenes, en un papel más maduro, concretamente como padres, lo cuál puede llegar a ser un reto para el escritor, pero a mi juicio está muy bien llevado. Además os diré una cosa éste libro engancha, mucho, no sé si es toda la historia que lleva detrás y que nos tiene expectantes por saber que más pasa, no sé si es el formato teatro... Pero, y con perdón, joder, cuesta parar de leer. Ay, señor.

Sigamos. Acto I, escena 2. Bien, una vez en el andén nueve y tres cuartos, se encuentran con Hermione y Ron, y con su hija Rose. Vemos a un Ron maduro, pero muy cariñoso, la hija pequeña de Harry, corre a sus brazos al verle y éste coge a la pequeña Lily, empieza a hacerle un truco de magia y a encantarla. Por otro lado Harry y Ginny hablan con Hermione, que ahora es también una mujer adulta, algo seria, pero que parece disfrutar con el lado tierno y casi bobalicón de su marido. Albus habla con su padre, le expresa su preocupación por ser destinado a Slytherin, Harry disuelve sus dudas explicándole, que acabe donde acabe, no debe preocuparse más que de hacer caso a sus profesores y disfrutar de la experiencia, dándole a entender que Hogwarts es un lugar donde no hay nada que temer. Finalmente los niños suben al tren y se ponen rumbo a Hogwarts. Bien, que puedo decir, según leía me maravillaba con la evolución que le han dado a nuestros protagonistas, personalmente donde más me ha gustad ese nuevo papel adulto ha sido en Ron y Hermione, pero sobre todo en Ron, me gusta que le hayan dado ese rol de tito simpático y encantador.

Por último, aquí empieza a verse el verdadero juguillo del asunto. Acto I, escena 3. Albus y Rose deambulan por los vagones del tren, Albus parece disfrutar con cada cosa que descubre, pero Rose, con un tinte ambicioso ya está buscando a los que serán sus amigos durante todo lo que dure su educación en Hogwarts, parece tener cada parte de su vida planeada al milímetro, incluyendo el viaje en tren, en el que, siguiendo el ejemplo de sus padres, busca conocer a los que de ahí en adelante serán sus compañeros de aventura.

Entran en un compartimento y conocen a Scorpius. Éste es un chico joven, simpático, pero tiene una oscura herencia detrás y hay rumores siniestros acerca de su concepción. Podéis imaginar algo de lo mencionado ya que aquí no voy a hacer spoilers, lo tendréis que descubrir vosotros. Rose conoce tanto la herencia como los rumores y se los cuenta a Albus. Tras poner las cartas sobre la mesa, decide ir a buscar y conocer a otros alumnos, pero Albus que se siente identificado con Scorpius, se queda allí con él, sabedor de lo que es sentirte abrumado por el legado que te dejan, y empezando lo que podría ser el principio de una amistad con Scorpius. Me ha gustado ésta parte, y podría hablaros mucho de ella, pero me he hecho una promesa de meñique conmigo mismo, de que no os haré spoilers de ésta parte, por muy jugosa que sea. Creedme, me duele más a mí que a vosotros.

Bien hasta aquí el análisis de lo que he leído, no me he explayado mucho, para poderlo hacer aquí más adelante. (MUAJAJAJAJA)

Me ha gustado y ya os digo, me ha costado mucho, pero que mucho eh, dejar de leer, sobre todo por la parte que de ahora en adelante llamaremos "Del juguillo" Bien. Me ha gustado la visión adulta y madura que dan de los personajes, un Harry Potter adulto al que sus hijos adoran y con el que comparten sus inseguridades. Un ron tierno que no pierde oportunidad para hacer el tonto con su sobrina y con el que quiera prestarle atención. Una Hermione seria, madura, pero que parece tener dentro de si una paciencia especial para aguantar a Ron, lo cual nos revela un afecto muy bonito y especial. Bien he hablado de los personajes tradicionales de la saga en el orden que aparecen en la novela, pero he omitido a Ginny. Bien, es porque quiero decir algo. Bien es cierto que Ginny en la saga no ha tenido quizás un papel tan importante como estos otros tres personajes, no la tacharía de secundario... Pero... Sin embargo aquí, pese a ser la hermana de Ron, una de las personas que vivieron la lucha contra Voldemort y la esposa de Harry y madre de uno de los protagonistas (Me refiero a Albus) Parece como... relegada a un segundo plano, casi fuera de lugar. A ver me ha gustado y emocionado lo poco que he leído, sois testigos, pero esto no me ha gustado, no creo que ese personaje sea o merezca ser un personaje de segunda clase, y sin embargo aunque quizás no era la intención del autor, esa es la sensación que nos da.

También es cierto que en el teatro no puedes explayarte de la misma forma que en la narrativa, donde como narrador puedes escribir párrafos y párrafos describiendo, explicando y divagando, profundizando hasta la extenuación, así que también entiendo que no sea fácil profundizar en todos los personajes. Porque por ejemplo también me hubiera gustado saber un poquito más de James, Pero bueno, he leído muy poquito y espero que en las siguientes páginas, este tipo de cosas, queden saneadas, además, seguro que será así, la trama que se nos presenta parece hilarse hacia una lucha entre el bien y el mal. Entre el legado de Voldemort y los mortífagos y el legado de Potter. Pero quizás, me aventuro a decirlo, ésta vez las cosas no estén tan claras. Quizás los que deberían ostentar el cargo de villanos no lo sean, quizás las líneas, fronteras y facciones no estén tan bien delimitadas como ocurrieran en eventos anteriores. No he leído suficiente para poder hablar más de él, he leído lo justo para aguantar las ganas y no desvelaros nada, y me ha costado, vaya. En cualquier caso, es un libro que engancha a unos niveles peligrosos, avisados estáis, este libro no es perjudicial para la salud, ninguno lo es, pero puede que os provoque periodos de lectura ininterrumpida de duración determinada por el lector en cuestión. Desde librería Lisarama os lo recomendamos, pero eso sí, con precaución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario