Nuestra ubicación.

Nuestra librería está en la Calle Reina Sofía Nº 10. En frente del IES Juan Carlos I. Cerca de la Biblioteca Regional.

miércoles, 26 de octubre de 2016

Falcó. Reseña breve.

 Bueno, bueno, bueno, queridos lectores, hoy os traigo un nuevo análisis breve, ésta vez el del último libro de Pérez Reverte, Falcó. He de reconocer que le admiro y... Bueno a veces se me hace cuesta arriba su persona. Digamos que lo primero, porque no hace falta decir, que es un excelentísimo escritor... Y lo segundo, por cosas, opiniones, acciones, y "fechorías" que no me agradan mucho de él, las respeto, cada uno es libre. Pero no es uno de mis escritores favoritos, pese a todo lo que le he leído, por este segundo hecho.
Sin embargo, cuestiones, estas, aparte, hoy nos referimos a él por su obra, concretamente por la última, en la cuál, nos cuenta las desventuras de un personaje muy especial de la guerra civil española, encuadrado en el más puro estilo negro, o "noir" como algunos letrados prefieren llamarlo, nos hablará de un espía desalmado, egoísta y amoral, del bando sublevado.
En Librería Lisarama hemos leído el primer capítulo y venimos a hablaros de que impresiones nos ha dejado.


Bueno, la novela empieza con nuestro protagonista en un vagón de tren, charlando sin mucho interés con su compañera de compartimento. Aquí Reverte, ya empieza a mostrarnos a su personaje, y a uno de sus rasgos más notable, el de mujeriego. Este tipo es muchas cosas, y entre ellas un golfo, con perdón de la expresión que tan bien lo define, tiene esa arrogancia de pensar que puede llevarse a toda mujer que quiera. De creer que tiene algo especial que trae locas a todas las mujeres, independientemente de su posición o gusto. Vamos este tipo es el anhelo de cualquier feminista. Un "flipado machito". Sin embargo hay que decir, está muy bien construido, quede claro, no es para nada un personaje pobre o mediocre. En las primeras reflexiones de Lorenzo Falcó, el susodicho, entra el que la mujer que le acompaña dedica tres segundos más a mirarle después de acabar la frase que estaba diciendo, en palabras de su mente, "como todas las demás". Escruta a la mujer como buen depredador, quedándose con todos los detalles, maquillaje, ropa, formas, y empezando como no, por las piernas. Este tío es un seductor, queda claro. Finalmente, descubrimos que la señora en cuestión es un objetivo, y es eliminada por un compañero de Falcó, ya que esta vez, a nuestro protagonista no le toca ensuciarse las manos.
Voy a empezar a expresaros las impresiones que me ha dejado este libro, y puede que no profundice más en la historia, lo cuál veo prudente, pues así os ahorro el spoiler, aunque sea tan mínimo como sólo del capítulo 1. Hay que decir que desde el minuto uno, esto es literatura negra. Cada expresión, cada reflexión del narrador, cada detalle, cada punto y cada coma, mantiene ese ambiente oscuro, melancólico, hasta tal punto que mientras leemos nos parece estar captando el aroma del denso humo de tabaco, el whisky caro y fuerte o la pólvora quemada. Un punto positivo para el cartagenero. Aunque imagino que esto lo adivinabais cuando el primer personaje secundario que aparece es asesinado, a pesar de tener "unas piernas bellas".
Otro detalle, ya que esto va orquestado casi milimétricamente, cada pieza de la novela va perfectamente encajada en la siguiente, de forma armónica y literaria, es la construcción de los personajes. Los describe, hasta profundizar en ellos, pero sin resultar aburrido, pedante ni caer en una prolongación innecesaria. Nos habla de un personaje, describe algunas facciones o rasgos y sin darnos cuenta nos habla de su aptitud, su pasado, o sus manías, haciendo que ninguno sea un secundario lejano, esos personajes que al cambiar de frase ya ni recordamos por su nombre. Otro punto positivo. Y como decía, en esta novela cada detalle encaja en el siguiente, tras valorar esto caemos en que toda la novela funciona con este estilo, la narrativa avanza y el ambiente se mantiene constante, consiguiendo que no sea difícil mantener la concentración puesta en lo que leemos, sin dejar que nos perdamos o aburramos, pero enfatizando y profundizando más y más en personajes, argumento, contexto... Es como si no nos contara una única historia, como si nos contara varias historias, varias vidas, varias perspectivas en una sola asentada. Sin cesar, pero sin abrumarnos tampoco. Sin prisa, pero sin pausa. Cada palabra agranda las posibilidades y dimensiones que el autor nos dibuja a base de oraciones y párrafos.
¿Qué tal si volvemos un poco a la historia, y dejamos un ratito de lado la técnica? En cuanto a la historia, el personaje, este galán es un espía del bando franquista, al cuál le adivinamos un pasado igual de oscuro y trapicheador, por las pinceladas que el autor nos da sobre el mismo. Su pertenencia al grupo Lucero (No tiene que ver con la operación lucero) un grupo de sicarios/espías/saboteadores y otros personajes oscuros encargados del trabajo sucio relativo a la obtención de información, obtenida de las más oscuras fuentes. Nos insinúa que el personaje ha tenido que ver con el trafico de armas, y otros tipos de estraperlo, fue expulsado de la academia naval por un escándalo relacionado con la esposa de un profesor, etc... Vamos, que el tipo viene siendo una joyita. Pero no es el único gran personaje, sólo el protagonista. El resto de personajes, a pesar de no ser los objetos directos de la atención de lector y narrador, también están bien elaborados, un ejemplo es "El almirante" el jefe directo de Falcó, un militar que dirige el grupo de espionaje para el que nuestro protagonista trabaja, y que ve en el mismo el reflejo de su hijo recientemente fallecido por la guerra. Se adivina en este pasaje leído una nueva misión para Falcó, en Alicante, y que parece del todo comprometida y peligrosa, más aún, si cabe, dentro de la dinámica y vida de éste tipo de personajes.
En definitiva, no quiero revelaros y aguaros muchas más sorpresas en cuanto al contenido de este libro. Tenemos una buena novela negra, con una carga literaria buena y contundente, con un protagonista que es un "hombre del momento" al que sólo le importa el mismo, y que por lo tanto con ésta filosofía única que se basa en divertirse, gozar, sacar provecho, llevar una pistola siempre cerca, y ser el más listo, deberá esquivar a la muerte numerosas veces en un juego de sombras que tiene como trasfondo la guerra civil.
. Si me preguntarais, ¿Tú la leerías entera? Pues sí y no. La leería, porque realmente es una novela bien hecha, se nota desde el principio, va a ser un buen libro, porque me cuesta no acabar un libro que empiezo (Éste caerá, ahora no, pero cuando saque tiempo... Uy si lo hará) Y por curiosidad acerca de la historia que me la ha sembrado. Pero no... Porque, verán, queridos lectores, el prota no me llama. Sé que si sigo leyendo empatizaré con él, y me gustará, y me apegaré y desearé saber como le sale la aventura... Pero en el primer envite, no me ha entrado por los ojos. Con todo lo grande y elaborado que es, no me ha evitado una mala falsa impresión, aunque falsa, pues es obvio que no se reduce a eso, es mala. No he podido evitar pensar, "coño, un niño pijo, facha, y arrogante" Y es obvio, con leer cinco párrafos queda claro, que el protagonista no se limita a eso. Pero es un personaje amoral, egoísta, que no entiende de honor, de deber ni de dignidad, no tiene un ápice de honradez y todos los rasgos negativos que podría pasar una hora describiendo, de alguien que sólo busca su único y total provecho. Y alguien así no me gusta. Por muy increíblemente bien que esté elaborado, que lo está. Finalmente, con más lectura, sé que joder, me caerá hasta bien, y disfrutaré el libro, pero en el primer momento no me entró bien. Es un villano, un villano genial, pero un villano.

Aún así os recomiendo esta lectura, porque sé que la vaís a disfrutar, como yo la disfrutaré en cuanto tenga un momento, y para conseguir el ejemplar de éste libro, una vez más, contad con nosotros, con Librería Lisarama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario