Nuestra ubicación.

Nuestra librería está en la Calle Reina Sofía Nº 10. En frente del IES Juan Carlos I. Cerca de la Biblioteca Regional.

martes, 14 de marzo de 2017

El viejo Logan.

 ¡Hola, lectores! Bueno, como sabréis todos, (o al menos todos los frikis del cómic), se nos viene encima la última película de Lobezno. "Logan" ya estrenada, está esperando que vayamos a verla, y ante el eclipse de toda una era "friki-nematográfica" y la retirada de Hugh Jackman que cuelga las garras de adamantium he pensado en subiros una reseña del cómic que inspiró la película parcialmente. Porqué no. Y ahí que vamos, a desentrañar Old Man Logan. Para que disfrutéis de la película y del cómic que lo inspiró al máximo voy a intentar hablaros de él desvelando lo mínimo posible, sin hacer spoilers para que antes de ver la película podáis tener una lectura sabrosona, friki y comistástica.
He de avisar, he leído el cómic y visto la película y a fin de no destripar nada omitiré mis juicios de valor a "tenéis que leerlo y verlo" Pues no es plan de ponerme en plan believer de Logan y deciros los mil novecientos motivos por los cuales nace mi devoción. Ahora sí, adelante.


Old Man Logan es un cómic maduro, de un trazo cuidadoso, tanto a nivel narrativo como gráfico, que huye de los tópicos y típicos superheróicos. Esos tíos perfectos, de moral incuestionable, que no cometen equívocaciones y que son ejemplo a seguir hasta para los dioses a los que llegan ha hacer sombra con su perfección y rectitud. Los tipos que siempre ganan, que no se equivocan, que nos protegen y velan. Los tipos que casi huyen de lo humano al no ser tan vulgarmente equívocables, dudosos, o imperfectos.
En éste cómic no vamos a ver a súper héroes, vamos a ver un mundo consumido, una etapa que ha llegado a su ocaso, aunque la gente se aferre a ella con todas sus ganas. Un mundo que ya no tiene prometeos y por lo tanto una civilización que dependía de ellos para mantener el orden ha colapsado. Sembrando el caos e instaurándose un nuevo orden en el que los más crueles, los más fuertes y los más inteligentes se ponen en lo alto de la cadena alimentaria. Ya no hay héroes y villanos. Sólo están aquellos que tienen la falta de escrúpulos suficiente para agarrar lo que quiere. Ya no importa de que facción eres o eras, sólo hasta donde estás dispuesto a llegar en el nuevo orden. Mientras la gente normal espera a que llegue alguien como en los viejos tiempos y salve el día.
Los súper héroes desaparecieron en una noche, ya no nacen nuevos súpes, los malos se repartieron el país e impusieron su ley derrocándose o fortaleciéndose en ésta nueva realidad. Una realidad en la que los pocos tipos que quedan con súper habilidades se han vuelto malos, se esconden, sobreviven y trapichean o huyen del pasado, de su identidad y de los remordimientos cargados desde aquella noche en la que todo cambió.
Un mundo en el la que la gente subasta y se reparte los restos de esa gloriosa época pasada, venerando a los objetos que los caracterizaban, utilizando residuos de su poder para su propio beneficio, o traficando con ellos para poder subsistir. Una realidad donde todo momento de gloria pasó, donde impera el más fuerte y no hay lugar para ideales de justicia, donde el que un día peleó hombro con hombro con los vengadores es ahora un tirano incestuoso, donde el malo de más categoría vive en su trono nazi anhelando el pasado y sus épicas batallas, vestido con las pieles de sus enemigos derrotados y rodeado de trofeos arrebatados de los cuerpos de los mismos.

Old Man Logan cuenta la historia de un viejo que intenta permanecer oculto y a salvo con su familia. Un viejo lleno de culpa y de miedo. Un viejo que en un mundo mezcla de Mad Max, el wild west, y la caída del imperio romano y las oleadas de bárbaros invadiendo sus fronteras, aún pude marcar la diferencia, aunque ni él mismo lo sospeche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario